Con los cambios de estación muchas las personas experimentan una mayor caída de cabello y en muchas ocasiones deciden acudir al dermatólogo o médico experto en tricología.

El temor a quedarse calvo provoca una verdadera angustia en aquellos pacientes en los que la situación de caída se prolonga en el tiempo o en los casos en los que la cuantía de pelo que se cae es alta.

Tanto a los animales como a los seres humanos nos afectan los cambios de intensidad lumínica que se suceden en las diferentes estaciones del año, y nuestro pelo puede reaccionar de forma que nos hace recordar a las mudas pilosas de los mamíferos.

Hay que tener en cuenta que el pelo tiene su propio ciclo, que comprende la fase de crecimiento, la etapa de transición y, el período de reposo y caída. Después de esta última fase se inicia una nueva etapa de crecimiento, motivo por el cual ese recambio piloso, aunque puede resultar en algunas ocasiones alarmante, no acaba produciendo finalmente una disminución de la densidad capilar.

Si la caída es puntual y anteriormente no hemos tenido ningún problema con nuestro cabello, lo probable es que el proceso remita de forma natural sin adoptar ninguna medida especial.

El momento en el que hay que acudir al dermatólogo o especialista en tricología para estudiar el caso es en el que la caída es realmente muy abundante y prolongada en el tiempo, o los cambios ya se habían iniciado con anterioridad, factores que podrían inducir a la sospecha de que se trate de un proceso patológico.

 

Contacta con Danien
close slider
¿TIENES DUDAS? LLÁMANOS

93 226 08 60


ACEPTO el tratamiento de mis datos con las finalidades descritas en la Política de Privacidad.