No menos preocupante son las alteraciones del cuero cabelludo como la caspa, la grasa o la sequedad.

Estos problemas pueden afectar a nuestra imagen personal, generando un aspecto de falta de higiene, ante el cual a veces no sabemos cómo actuar.

El exceso de testosterona, los nervios, la utilización de productos inadecuados o la descamación, pueden ser algunas de las causas de la aparición de estas alteraciones.

Proteger y conservar tanto el cabello como el cuero cabelludo son muy importantes para corregir las posibles alteraciones.

En Danien somos especialista en combatir y tratar cualquiera de los tres casos.